Nuevo informe realizado por MHAction, Private Equity Stakeholder Project, y Americans for Financial Reform detallando la acumulación de compañías de capital privado en el sector de la vivienda prefabricada.

Muchos de los inversionistas de capital privado y de bienes raíces más grandes del mundo, administrando más de $1.77 billones en activos, han estado comprado comunidades de viviendas prefabricadas a un ritmo acelerado y han aumentado estrepitosamente los alquileres y otros costos, lo cual representa una nueva gran amenaza para la seguridad económica de millones de adultos mayores, personas con discapacidades, familias, e inmigrantes que necesitan viviendas de bajo costo; según reporta un nuevo informe.

“Compañías de capital privado e inversionistas inmobiliarios predatorios están comprando comunidades de viviendas móviles, subiendo los alquileres, y enriqueciéndose a expensas de gente pobre,» dijo Sabrina Ramirez, residente de una vivienda prefabricada de Palo Alto, California.

Leer el informe aquí.